Nacional

Anderson Estiben, el niño que murió por el corazón y quisieron pasar por COVID-19

Anderson Estiben, el niño que murió por el corazón y quisieron pasar por COVID-19

 

La muerte de Ánderson Estiben Velasco, un niño de 12 años, conmocionó a los habitantes de Cali (Valle del Cauca). El menor, quien falleció por un problema cardíaco, ni siquiera pudo recibir el último adiós de sus padres y demás familiares, debido a un mal diagnóstico de COVID-19.

Todo empezó cuando el pasado miércoles el brazo izquierdo del menor se le durmió. Ese fue el primer síntoma del fatal desenlace de Ánderson, cuyo sueño era ser cardiólogo y tener así la posibilidad de evitar que la afección que lo aquejaba, desde hace algún tiempo, le arrebatara la vida a otros niños.

"Papá, quiero dormir", fue lo que le dijo el pequeño a su progenitor, don Gentil. Sin embargo, esas resultaron ser sus últimas palabras, pues su corazón no pudo más y quedó en un profundo sueño, ese que lo llevaba a imaginar una vida mejor, sin dolor.

Desesperado llamó a la ambulancia para tratar de salvarle la vida a su hijo, pero fue imposible. Según cuenta, el automotor se demoró en llegar y cuando fue ingresado al Hospital Carlos Holmes Trujillo llegó sin signos vitales.

"No alcanzó a llegar al hospital. Mi hijo sufría de un problema cardiorrespiratorio, y desde hace muchos años lo veníamos tratando", recordó su papá, quien señaló al centro asistencial de la capital vallecaucana de pretender hacer pasar a su 'retoño' como si fuera un positivo por la pandemia.

El cuerpo de Ánderson Estiben se quedó en poder del Hospital, al parecer con el argumento de que se trataba de la enfermedad que por estos días causa estragos en el mundo. Allí estuvo toda la noche hasta la mañana del jueves, cuando fue enviado a la Funeraria Los Olivos para su cremación.

Pero gracias a la presión de los medios de comunicación que se enteraron del caso, este centro hospitalario se vio en la obligación de aclarar que el infante no falleció por COVID-19.

“Yo quiero denunciar todo esto que sucedió con mi hijo. Cómo es posible que hayan entregado solo las cenizas, cuando él desde el principio se sabía que no era", dijo Gentil, en diálogo con el portal 'Tu Barco'.

En la casa de los Velasco, la desazón es absoluta. El niño venía siendo tratado con medicinas especiales para su enfermedad. No obstante, las medicinas estaban a punto de agotarse, y no pudieron pedir más porque la consulta que tenía se postergó por culpa del virus.

"Es imposible no estar triste, tu ausencia duele pero su recuerdo siempre no hará sonreír. Te fuiste una mañana sin despedirte, te fuiste a un mundo mágico cerca a las estrellas para convertirte en una de ellas, para cuidarnos desde lejos con tu voz brillante" , fue uno de los mensajes con los que sus seres queridos aún recuerdan.

Las denuncias sobre un presunto cartel del Coronavirus siguen pululando en las calles. Sobre todo tras las denuncias del senador Carlos Abraham Jiménez, quien afirmó que habría clínicas estarían pasando pacientes como enfermos del virus para cobrar más por los servicios.

 

9946 lecturas
Powered by Sindyk Content
Arriba