Judicial

Enfermero se suicida por la presión de la pandemia sobre el personal sanitario

Foto: El Tiempo
Con apenas 24 años decidió terminar con su vida ente la crisis del Coronavirus.

El de Santiago León no es el primer caso de un  trabajador de la salud que comete suicidio durante la pandemia de COVID-19. Si bien quienes trabajan en este rubro suelen estar expuestos al estrés emocional y psicológico propio del cuidado de la vida de las personas, la situación sanitaria actual ha agravado las condiciones laborales y aumentado las presiones del sector. 

León tenía 24 años cuando cometió suicidio en la sala de su casa el 25 de junio de 2020. Había conseguido, hacía dos meses, trabajo como jefe de enfermería del Hospital San Joaquín, único centro médico del municipio de Nariño, en el departamento de Antioquía, noroeste de Colombia.

De clase trabajadora, León logró graduarse de enfermero en 2018 en la Universidad Católica de Oriente, en Colombia, gracias al esfuerzo de su madre, que pagó sus estudios vendiendo empanadas y trabajando como empleada doméstica. Su madre por un derrame cerebral un mes atrás devastó el joven, y sus allegados comenzaron a notar los primeros indicios de lo que luego derivaría en que se quitara la vida. 

León había expresado su preocupación por la crisis de la pandemia y la situación del país respecto a esta.

Hasta la noche del miércoles 24, León cumplió con sus labores en el hospital y luego presentó su carta de renuncia. 

A medianoche, León publicó historias de Whatsapp a modo de despedida, que rezaban frases como "perdóname", "cómo me haces falta" y "la vida no es justa". Su madre llevaba un mes muerta y  había fallecido el 25 de junio a las 5 a. m. Por la hora en que fue encontrado y el estado en que estaba el cuerpo, se presume que esa fue la hora en que el joven se quitó la vida.

Spútnik

 

 

2662 lecturas
Powered by Sindyk Content
Arriba